La Selección Argentina de fútbol goleó esta noche a su par de Venezuela por 3 a 0 en el estadio «La Bombonera» por la fecha 17 de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022. Nicolás González, Ángel Di María y Lionel Messi convirtieron, para coronar una noche perfecta en la penúltima fecha de esta serie clasificatoria.

Argentina asumió la iniciativa con decisión, con un Messi centralizado y González y Correa por las bandas. Intentó avanzar juntando pases y rompiendo desde el desequilibrio individual del capitán, ante un rival que achicó hacia atrás y pensó en las réplicas con los dos tanques arriba: Martínez y Rondón.

La Vinotinto apostó a la fricción con distintos protagonistas para cortar cuando los ataques locales prosperaron. Así, a los 3 minutos, un tiro de Messi que tapó Fariñez y una buena combinación entre Correa y el 10 a los 16 fueron las mejores acciones albicelestes en el inicio.

Le costó romper el cerco a Argentina. Pero cuando Correa actuó como Lautaro Martínez y Messi asumió el rol de conductor, las llegadas para el dueño de casa llegaron en catarata. Y, a los 34, De Paul centró y Nico González, de arremetida, firmó el merecido 1-0 para los orientados por Scaloni.

El apetito argentino no cesó: lo tuvo Correa, tras un gran pase de Messi. Venezuela sólo arrimó con un buscapié de Rondón para Martínez, con la dupla tomando distraída al fondo local. La jugada, de todos modos, quedó anulada por offside.

La tónica del partido no varió un ápice en el complemento. Argentina sostuvo el comando del desarrollo, con buenas actuaciones de Tagliafico, los medios, y Messi. Por momento le faltó profundizar, más allá de un par de tiros libres de la Pulga, la asistenci en cortada y de primera a Joaquín Correa que el delantero dilapidó con un enganche de más, o el gran desborde de Nahuel Molina para que Alexis Mac Allister, solo y de frente a la valla, rematara desviado.

Venezuela llevó peligro con un centro cruzado que Josef Martínez cabeceó en el corazón del área, pero no le acertó al arco.

Argentina ganó agresividad con los ingresos de Ángel Correa y Di María. Y llegaron los goles para definir el pleito. A los 33, se reflotó la combinación del gol que definió la última Copa América: De Paul soltó el pie para Di María, quien se cerró y picó el balón con sutileza. Y, a los 36, se combinaron Messi y Fideo, y la Pulga resolvió con un toque pifiado, impropio para su calidad, pero efectivo al fin. La situación, incluso, le arrebató una sonrisa.

La próxima jornada de la selección argentina será con un viaje a Guayaquil para enfrentar a Ecuador el próximo martes en la 18ª fecha de las Eliminatorias, ya con los cuatro primeros lugares de la tabla de posiciones definidas: Brasil, Argentina, Ecuador y Uruguay irán de manera directa a la Copa del Mundo. Perú, Colombia y Chile pujarán por el espacio del repechaje.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí