Trabaja en ese entonces, en el Hospital Naval Pedro Mayo de Buenos Aires.

En el marco de un nuevo aniversario de la Gesta de Malvinas, Mónica Catalán, quien es enfermera, prestó servicio y atendió a los heridos de guerra, a 40 años recuerda lo vivido. En comunicación con Canal 8, comentó «nos tocó cuidar a los héroes que venían con amputaciones, con heridas abdominales muy graves, con grandes quemaduras, fueron cruentas las heridas en cuerpos, pero más grande las heridas del alma».

Por aquel entonces, se encontraba trabajando en el Hospital Naval Pedro Mayo, en Buenos Aires. También, su esposo fue parte de la guerra y el sí viajo  Malvinas. «Mi esposo sí fue a la isla, estaba en el buque hospital Ara Bahía Paraíso».

«Era todo un proceso muy intenso, sabíamos que compañeros nuestros, se habían hundido también en el Belgrano», recordó Mónica.

Aunque han pasado 40 años, nada se olvida, «ha sido muy intenso esto en nuestro corazón, tardamos 12 años después de casarnos para hablar el tema guerra entre nosotros. Ellos no tuvieron cuidado cuando volvieron de Malvinas nosotras como enfermeras fuimos su psicólogas. Las imágenes son cruentas. Uno puede atender a un herido, pero otra cosa es atender a quien viene de un conflicto bélico», lamentó.

«El dolor de todos los héroes, impactó en nuestras vidas para siempre», cerró Mónica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí