El pastor del Templo de los Milagros Iglesia Biblia Abierta del partido bonaerense de San Isidro, Hugo Caupolican Castro Rojas fue detenido en una clínica de Mendoza cuando fue internado por Covid-19. Estaba prófugo de la Justicia por hechos de abuso sexual.

De acuerdo a la información oficial, Hugo Castro está acusado de abusar de más de 20 mujeres durante tres décadas. Las denuncias describen diferentes hechos ocurridos entre 1986 y 2019. Las víctimas, en su momento, tenían entre 10 y 14 años; y según contaron las tocaba con la excusa de saber cómo iban en su desarrollo.

El pastor de 92 años había fundado la Iglesia Biblia Abierta en la década del ‘60. Si bien el proyecto religioso arrancó Béccar (localidad argentina ubicada en la zona norte del Gran Buenos Aires), pronto llegó a otras provincias.

De este modo y gracias a su trayectoria, Castro formó parte de Aciera -”una alianza de Iglesias y entidades libremente asociadas con fines específicos relacionadas a la fe”, tal como se explica en su sitio web-. Incluso fue premiado por la asociación de pastores de zona norte en un evento que contó con la presencia de dirigentes de Aciera, la organización de la que se retiró como miembro honorífico.

Sin embargo, Hugo Castro, su hijo Daniel y otro pastor relacionado a esta iglesia tienen en su haber causas de abuso sexual. Vale recordar, que en 2019, fue detenido el pastor a cargo de la filial de la iglesia Biblia Abierta en Córdoba por 10 casos de abuso sexual a menores.

El escenario de los hechos aberrantes es el lugar de residencia de Castro y su familia. Allí los sábados y domingos antes de la celebración, el pastor realizaba los tocamientos de las niñas.

El reverendo generaba confianza con las familias y con las niñas, de modo tal de asegurarse que ni las chicas ni sus padres dijeras nada.

De acuerdo a los testimonios que figuran en la investigación, “el imputado Castro Rojas en su carácter de pastor del Templo realizó en reiteradas oportunidades tocamientos con sus manos en los pechos de una de las víctimas, menor de edad, aprovechando su autoridad en la comunidad religiosa, hechos que fueron reiterados en varias oportunidades”.

Según los testimonios de las tres mujeres que se animaron a hablar en el informe, no sólo estaría implicado Hugo Castro. Su hijo Daniel también está acusado de abuso desde hace 40 años. De hecho, una de las denunciantes contó que fue víctima de los dos

Según consta en la causa que se investiga en la UFI temática de Violencia de Género de San Isidro, a cargo del fiscal Marcelo Fuenzalida, el acusado está investigado por hechos que “ocurrieron al menos durante el año 2019″.

Por ello, Fuenzalida solicitó la detención de Hugo Castro y el allanamiento de la sede en Béccar, con el aval de un juez. No obstante, cuando las fuerzas policiales llegaron al lugar el hombre había desaparecido y ya no frecuentaba los lugares habituales. En consecuencia, se lo declaró prófugo.

Luego de varias investigaciones y comunicaciones con la Unidad Investigativa de Godoy Cruz, se certificó que el pastor se encontraba internado en la clínica “A Mano”, ubicada en Beltrán 93, de Godoy Cruz.

Tras el pedido de Fuenzalida, la policía de Mendoza puso una consigna en la clínica hasta que el reverendo Castro se recupere de su diagnóstico de Covid-19 y pueda ser extraditado a la provincia de Buenos Aires.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí