Con un equipo alternativo, el Millonario superó por 2 a 1 al Calamar y se enfoca en los cuartos de final frente a Tigre. El segundo gol de los de Gallardo llegó tras un penal inexistente.

River Plate, ya clasificado como segundo de la Zona A a los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional, cerró este domingo su participación en la primera ronda, con el único objetivo de cumplir, superando por 2 a 1 a Platense, que necesitaba sumar para seguir engrosando el promedio ya que se encuentra antepenúltimo en la tabla de promedios, con un coeficiente de 1.057, solo por encima de Godoy Cruz (1.052) y Patronato (0.921), en zona de descenso.

El partido se jugó en el estadio Monumental, con un polémico arbitraje de Patricio Loustau y del encargado del VAR, Facundo Tello, ya que el segundo gol del conjunto de Marcelo Gallardo llegó después de un penal tras una falta inexistente.

River venía de lograr una tremenda goleada por 7 a 0 frente a Sarmiento de Junín con la que logró la clasificación a cuartos de final, donde enfrentará a Tigre, que terminó tercero en el otro grupo, y por eso presentó una formación alternativa y sus grandes figuras, como Franco Armani, Julián Álvarez, Pablo Díaz, Enzo Pérez, Enzo Fernández y Esequiel Barco, entre otros, no fueron titulares. El Calamar, por su parte, estiró su racha negativa a once partidos seguidos sin poder ganar.

Luego de un arranque parejo, a los 11 minutos abrió la cuenta el Millonario con un zapatazo de José Paradela, quien aprovechó una serie de errores en el área y terminó definiendo una jugada que se ensució varias veces y que fue revisada por el VAR por una posible mano.

Poco duró la ventaja para River, ya que apenas tres minutos después llegó el empate de Platense. Entre los defensores y el arquero local cometieron un grave error en la salida y Brian Mansilla aprovechó para anotar el 1 a 1.

El trámite del resto de la primera parte siguió siendo bastante parejo, con algunos intentos aislados de ambos equipos pero sin peligro real para ninguno de los dos arqueros, por lo que se terminaron yendo al descanso empatados en un gol.

En la segunda parte, casi como un reflejo de la primera, a los 10 minutos el Millonario tuvo una clarísima cuando Paradela conectó abajo del arco, totalmente solo, un centro desde la derecha e increíblemente definió por arriba del travesaño.

A los 31 minutos Elías Gómez entró decidido al área y al llegar a la línea de fondo enganchó ante la marca de Ignacio Schor, quien fue a barrer y ante la caída del futbolista del Millonario el árbitro pitó penal. En la repetición se pude ver que el jugador de Platense no tocó al de River, sin embargo, insólitamente, desde el VAR decidieron omitir esta situación, por lo que el árbitro Patricio Loustau no revisó la jugada.

El goleador Julián Álvarez, quien ingresó en el segundo tiempo, no falló desde los doce pasos y anotó el segundo para poner en ventaja a los de Gallardo.

Para Platense este partido significó el fin de su participación en la Copa de la Liga Profesional y comenzará el próximo torneo obligado a hacer una buena campaña para engrosar los promedios y no complicarse con el descenso. River, por su parte, enfrentará entre semana (martes o miércoles) a Tigre por los cuartos de final, partido en el que será local por haber finalizado en mejor posición que el Matador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí