Luego de su operación.

El Papa Francisco hizo una sorprendente denuncia, sobre una eventual conspiración Vaticana que lo «quería muerto», cuando se sometía a una delicada operación de colon. «Todavía vivo, algunos me querían muerto», aseguró.

El ex Arzobispo de Buenos Aires, agrego que, «incluso hubo encuentros entre prelados, que pensaban que el Papa estaba más grave de lo que se dijo. Preparaban el cónclave», dijo el prelado, indignado.

Además, se había echado a correr el rumor de que el Papa podría dimitir luego de la intervención quirúrgica, aunque señalo que «nunca se me pasó por la cabeza». Las frases de Bergoglio se dieron en un encuentro con sacerdotes la semana pasada en Eslovaquia, según el medio «La Civiltà Cattolica».

Ni bien llegó el Papa al encuentro, tras cordiales saludos y bromas, uno de los 53 jesuitas que estaban sentados a su alrededor en la sala le pregunta «¿Cómo está?» y Francisco responde:

«Aún vivo. Aunque algunos me querían muerto. Sé que incluso ha habido encuentros entre prelados que pensaban que el Papa estaba más delicado de lo que se decía. Preparaban el cónclave. ¡Paciencia! Gracias a Dios, estoy bien. Hacer esa cirugía fue una decisión que no quería tomar: fue una enfermera la que me convenció. A veces, las enfermeras comprenden la situación más que los médicos porque están en contacto directo con los pacientes».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here