La irresponsabilidad parece estar a la orden del día.

A pesar de la intensidad de las campañas para el uso responsable de las redes sociales no solo en la vida cotidiana, sino en especial en tiempos de crisis, los «delincuentes del teclado» siguen operando con oscuras intenciones.

Una vez más, una entidad oficial tiene que salir a aclarar conceptos surgidos de una «fake news«. En este caso, se trata del Hospital Victorino Tagarelli de San Carlos.

En un comunicado del nosocomio, se expresa:

“QUEREMOS LLEVAR TRANQUILIDAD. Es falso el siguiente mensaje que circula por redes sociales. Actualmente no existe ningún caso de COVID-19 internado en el Hospital Tagarelli de San Carlos, mucho menos una paciente embarazada con sintomatología de esta enfermedad.

Por otro lado, queremos informar que estamos preparados y equipados para afrontar esta pandemia, trabajando dentro del sistema de Normas que indica la Organización Mundial de la Salud, el Ministerio de Salud de la Nación y de la Provincia. Y además, en coordinación permanente con centros de salud y hospitales de todo el Valle de Uco.
Por favor le pedimos a la comunidad de San Carlos que nos ayuden a compartir este mensaje para llevar tranquilidad a todas las familias.

El Hospital Tagarelli cuenta con un excelente equipo que está dispuesto a dejarlo todo, pero necesita del acompañamiento de la comunidad, más aún frente a estas informaciones falsas que preocupan e intranquilizan a muchos.
Y no olvidemos tener muy presente las medidas de prevención que todos debemos cumplir, quedarnos en nuestras casas y aplicar las medidas de higiene necesarias.«

No reproducimos la captura de pantalla de la falsa noticia, por no dar mayor entidad a una noticia falsa.

Sin embargo, no deja de llamarnos la atención -no ya el delito en sí mismo que implica difundir falsas informaciones- sino la irresponsabilidad e ignorancia de quienes la replican y comparten.

La División de Delitos Informáticos de la Policía de Mendoza ya está trabajando para la identificación del autor de la falsa noticia, a efectos de llevarlo ante la justicia. Y por su parte la Dirección del Hospital y el Ministerio de Salud, iniciarán las acciones legales correspondientes.

Sólo nos queda llamar a la reflexión a los usuarios de redes sociales, por el uso de las mismas:

No publique información que no provenga de canales oficiales.

No comparta, si no conoce la fuente.

No se preste a la confusión y alarma. Hacerlo, además de irresponsable, es un delito.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here