El Gobierno informó que este viernes llegarían 500 mil dosis de la vacuna rusa al país.

Esta noche despegará desde Ezeiza un vuelo de Aerolíneas rumbo a Moscú para cargar 500.000 dosis de Sputnik V que el viernes llegarán a Buenos Aires.

Ese embarque extraordinario de vacunas es una respuesta acotada a la demanda que existe en todo el país cuando se aproxima el otoño y es muy probable que la segunda ola de la pandemia ejecute su faena entre los grupos de riesgo que aún no fueron inoculados contra el COVID-19.

Serán 500.000 dosis de Sputnik V que se sumaran a las 3 millones de dosis de Sinopharm que llegarán desde Beijing antes que concluya marzo. Una cantidad escasa frente a las 51 millones de dosis que se necesitan para vacunar a la mayoría de los argentinos en condiciones de sufrir el contagio de COVID-19.

Tras esta carga, por el momento no hay más vacunas a la vista. Es probable que arribe un cargamento de Oxford-Astrazeneca a comienzos de abril, pero todo dependerá de los niveles de producción mundial y de la capacidad de negociación del Gobierno para acceder a millones de dosis que son requeridas a nivel global.