Si bien la diferencia -por ahora- es mínima; sin embargo ya es clara tendencia lo que parece ser un rechazo nacional al kirchnerismo, incluída una provincia que tradicionalmente ha sido territorio peronista.

El Frente de Todos ya aceptó extraoficialmente que perdió la provincia de Buenos Aires por cerca de tres puntos contra Juntos

El Frente de Todos perdió en localidades que le dieron el triunfo hace dos años, como Quilmes, conducido por la ultra K Mayra Mendoza, pero también tuvo que soportar el crecimiento de los distritos que conducen los intendentes de Juntos, que solidificaron esta performance.

El búnker de Axel Kicillof es una mezcla de sorpresa y congoja, a la vez que el gobernador no entiende lo que le ha pasado. Personas de su confianza no pueden darle ninguna explicación y las llamadas que recibe o produce hacia los propios intendentes le dan datos más agravan su análisis. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here