Las imágenes de los animales generaron mucha impresión en las redes, principalmente porque lograron concretar el proyecto que comenzó hace seis años.

Luego de un proyecto que duró cerca de seis años, las elefantas Pocha y Guillermina lograron salir del Ecoparque e ir en búsqueda de una mejor vida a un santuario en Brasil. Habiendo pasado casi una semana de viaje, los animales que cautivaron el amor de los mendocinos, llegaron a su nuevo hogar. 

En un espacio de más de 1.500 hectáreas de naturaleza en Mato Grosso, Pocha y Guillermina llegaron al único Santuario de Elefantes de Sudamérica. «Hoy se cumple una de las metas más importantes en la gestión, que es volver a darles una vida digna» declaró Humberto Mingorance, secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial.

las elefantas en un camión especial, ambas fueron acompañadas por una comitiva de entrenadores, veterinarios y cuidadores del Ecoparque Mendoza y del Santuario de Elefantes Brasil, con quienes se trabajó durante tiempo para que su adaptación sea más amena. 

Hay que recordar que Pocha y Guillermina son madre e hija, una de 56 años y la otra de 24. Pocha llegó de Londres y Guillermina nació en el que fue el Zoológico de Mendoza. «El viaje se ha desarrollado con total profesionalismo, cuidado y seguridad por parte de todo el equipo que estuvo a cargo durante estos cinco días» cerró el funcionario. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here