Desde el 2004 no llegaban dos argentinos a las semifinales del Gran Slam.

Diego Schwartzman y Nadia Podoroska, ganaron sus respectivos encuentros y se metieron entre los cuatro mejores del certamen.

Podoroska mantiene su envión y rompió todos los pronósticos con su victoria ante la ucraniana Svitolina para meterse en semifinales llegando de la qualy, nada menos.

Schwartzman, en tanto, protagonizó hoy una verdadera batalla frente al austríaco Thiem, al que derrotó tras 5 horas y 8 minutos 7/6, 5/7, 6/7, 7/6 y 6/2.

A esta instancia la última vez que llegaron tenistas argentinos fue en el año 2004, cuando Gastón Gaudio derrotó a David Nalbandian y Guillermo Coria derrotó en un entretenido encuentro al inglés Tim Henman.