Ante el crecimiento de contagios en Mendoza, el gobierno adoptó anoche una medida que podría ser polémica entre la fuerza policial.

En el documento elaborado por la cartera de Seguridad, se expresa que la medida se tomó “con el objeto de seguir preservando y brindando las medidas de profilaxis necesarias que dan resguardo al potencial humano de la institución“.

Este martes por la noche, el Ministerio de Seguridad de la Provincia emitió una resolución en la que obliga a los policías que residen a más de 100 kilómetros de su lugar de trabajo para que no regresen a sus hogares por 10 días y se alojen en un hotel en Dorrego, Guaymallén. Los que no estén de acuerdo deberán pedir licencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here