El anticipo del Gobierno bonaerense anunciado esta mañana, de un aumento para los integrantes de la Policía Bonaerense no logró apagar los focos de protesta que desde este lunes al mediodía retumban en algunas esquinas del Conurbano profundo y que tuvieron réplicas muy cerca del despacho de Axel Kicillof en La Plata.

Y es que no dijeron de cuánto estaban hablando.

Ahora continúan las protestas en el comando de Patrullas de La Plata (526, entre 21 y 22), con patrulleros estacionados en las veredas y familiares haciendo batucadas. También algunos uniformados. Lo mismo ocurría en los comandos de Avellaneda, Merlo, San Martín, Tres de Febrero, La Matanza, Florencio Varela, Junín, Morón, Lanús, Malvinas Argentinas, Pilar, Ensenada, Necochea y Mar del Plata, según se replica en redes sociales y confirmaron fuentes policiales.

Protesta de la policía bonaerense puso en vilo al gobierno de Kicilloff – 8 Digital

Por las mismas redes también se llama a continuar la protesta durante la noche de este martes y la madrugada del miércoles.

El planteo incluiría –en algunos casos- no tomar “posesión de la guardia”.

Resultó una reacción refleja a los “sirenazos” que se escucharon este lunes y ya entrada la madrugada del martes en el Gran Buenos Aires, con policías uniformados y patrulleros que cortaban calles en Almirante Brown, Morón, Lomas de Zamora, Tres de Febrero y otros puntos que se identifican como “zonas rojas” por los índices de inseguridad pública.

Segundo día de protestas de policías bonaerenses: aseguran que cobran $ 40 por hora

El problema es la plata. La guita no alcanza“, repiten un comisario inspector retirado y un subteniente de una dependencia de la zona sur del conurbano. Ambos forman parte de la policía bonaerense, la fuerza de seguridad de la provincia de Buenos Aires que entre ayer y hoy salió a las calles para exigir un aumento salarial y pedir mejores equipamientos para recorrer las calles golpeadas por delito.

Los uniformados no solo se quejan del sueldo y de las malas condiciones de los patrulleros: también afirman que el Ministerio de Seguridad bonaerense, conducido por Sergio Berni, no les entrega insumos de bioseguridad básicos para prevenir el Covid-19, toda vez que la policía está en la primera línea de combate en la vía pública ante la pandemia desde hace cinco meses. el interior bonaerense.

Sigue la protesta de la Policía Bonaerense: cortes, aplausazos y sirenazos en el conurbano | TN

El problema es el dinero. Un comisario de la Policía de la Ciudad gana $145.000; un comisario de la Policía de Córdoba, $170.000, y uno de la bonaerense, solo $60.000. Además, un agente de la Policía Federal gana $50.000 y un oficial ayudante de la bonaerense, 32.000 pesos“, explicó un comisario retirado de la policía bonaerense.

Salvo las dos primeras semanas, después no nos entregaron más los elementos de bioseguridad. Tenemos que pagar de nuestro bolsillo el alcohol en gel, los guantes, las mascarillas y el tapabocas. Además, salimos a la calle con patrulleros sin frenos, sin balizas“, dice un subteniente de un Comando de Patrullas de la zona sur del conurbano.