A veces, las redes sociales sirven para mostrar aquello que no se ve, y éste es un caso.

Ayer, encontramos un video sobre lo que ocurre muchas veces después de un procedimiento de la Policía Rural y que tiene impacto directo en la conservación de la fauna y flora mendocina. Es decir, más allá de la intervención de los efectivos en controles, detenciones e incautaciones en hechos que infringen la ley.

En este caso, ocurrido durante el fin de semana, se trata de la devolución a la vida silvestre de tres ejemplares de piches, que fueron recuperados en uno de los tantos procedimientos que, silenciosamente, lleva adelante la División de Policía Rural de Mendoza.

Hay que recordar que, entre las funciones de esta sección de la Policía de Mendoza, está especialmente la de protección del medio ambiente; además de la prevención y esclarecimientos de los delitos cometidos en el marco de la ruralidad.

En las imágenes puede verse cómo uno de los agentes, retira de una bolsa los ejemplares de piches, y los devuelve a su vida natural.

Desconocemos en qué circunstancias se encontraron estos animales, aunque supimos que ésta es una tarea que se desarrolla habitualmente cuando son sorprendidos cazadores desaprensivos que violan la Ley 22.421 de Conservación de la fauna, que pena con más de 20 mil pesos y hasta seis meses de prisión la caza de piches en Mendoza. Además, los infractores que son detenidos son imputados por infracción al artículo 205 del Código Penal, por poner en riesgo la salud pública.

Increíblemente, muchos inconscientes pretenden seguir ejerciendo la caza de especies protegidas, además de violar las disposiciones vigentes respecto de la pandemia.

 

Foto de portada ilustrativa

© Copyright 2020 – Todos los derechos Reservados 8 Digital

Privacy Preference Center