El Ministerio de Seguridad dispuso que unos 2.500 policías estén distribuidos en la provincia y alrededor de 200 puestos operativos, entre fijos y dinámicos.

La medida fue tomada hoy, martes 7, en que quedó oficializado el Decreto Nº 847 publicado en el Boletín Oficial, por el cual el Gobierno provincial estableció una serie de restricciones y declaró el estado de “alerta sanitaria” ante el aumento de casos por la pandemia de COVID-19 en la provincia.

Entre las medidas, la norma detalla la restricción de la circulación de personas en el ámbito territorial de la provincia de Mendoza entre las 23.30 de cada día y las 5.30 del día siguiente.

“Toda persona que circule en ese horario debe acreditar su motivo. Únicamente están autorizados para circular -entre las 23.30 y las 5.30- aquellos que se trasladan a farmacias o por temas sanitarios”, explicó el ministro de Seguridad, Raúl Levrino.

Además, Levrino puntualizó que los mendocinos realizan denuncias por incumplimiento de los protocolos sanitarios al 911, diariamente y alentó a los ciudadanos a que sigan llamando. “Las llamadas se producen en los horarios nocturnos, jueves, viernes y sábados”, aseveró el funcionario.

Para finalizar, el decreto menciona que el incumplimiento será penado con multa de $5.000.