Los simpatizantes colombianos se encuentran en el país para asistir este jueves al enfrentamiento por la Copa Libertadores; la policía decomisó 49 entradas de $3000 y 33 de protocolo.

Alrededor de 150 hinchas de Deportivo Cali de Colombia fueron demorados este jueves con numerosos cuchillos, facas y navajas en la zona de Puerto Madero, cerca del hotel en el que concentra el equipo. Las fuerzas de seguridad se encontraban en alerta, luego de la batalla campal que protagonizaron con hinchas de Racing ayer en la estación Gerli del tren Roca. Del grupo requisado, por disposición judicial, quedaron 17 personas detenidas bajo los cargos de atentado y resistencia a la autoridad.

Según precisaron fuentes oficiales, los hinchas colombianos se encontraban en la intersección de la calle Grierson y Avenida de los Italianos cuando personal de la División Conductas Delictivas de la Dirección de Eventos Deportivos de la fuerza de seguridad porteña observó aproximadamente a 50 hinchas del club. En ese momento, procede a identificarlos y a realizar una requisa, hallando 20 cuchillos entre sus pertenencias. Además, se encontraron 49 entradas de 3.000 pesos y 33 de protocolo (cedidas oficialmente por los propios clubes), todas del partido ante Boca que se disputará esta noche en La Bombonera.

Los simpatizantes de Deportivo Cali se encuentran en el país para asistir a ese enfrentamiento por la Copa Libertadores. Sin embargo, aprovecharon la estadía en la Argentina para ir en búsqueda de los hinchas de Racing, con el fin de saldar lo que consideran una afrenta ocurrida en una anterior visita de los caribeños: el robo de una bandera en el propio “Cilindro” de Avellaneda.

La cercanía geográfica y de horarios entre los encuentros de ambos clubes -Racing enfrentará a las 19.15 en el Cilindro de Avellaneda a River Plate de Uruguay- es lo que genera mayor preocupación entre las autoridades de las áreas de Seguridad de la Ciudad y de Provincia de Buenos Aires. Es por eso que se montará un operativo con cerca de 800 efectivos policiales, un número similar se repartirá en la zona de La Boca.

“Acabamos de evitar una tragedia”, declaró el ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, a LN+, al tiempo que remarcó el operativo “preventivo” desplegado por la Policía de la Ciudad e indicó: “Tenemos que erradicar los violentos. Es mentira que la cultura de la barra es la que empuja al fútbol, es el hincha el que mantiene a los clubes. Los violentos tienen que estar presos”.

“Vamos a pedir intervención a Migraciones, va a tener que actuar algún juez Federal para deportarlo de forma inmediata”, precisó D’Alessandro, quien además destacó “la colaboración del fiscal general de la Ciudad quien nos dio las herramientas para trabajar y tener este resultado”. “Hay colombianos que residen en nuestro país y otros que vinieron especialmente al partido”, añadió el funcionario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí