Continuarán en la penitenciaría.

El pasado miércoles, se realizó una nueva audiencia por el caso Amieva. Los acusados por el brutal ataque del entrenador de vóley, Matías  Sicre y su tío Diego Sicre, recibieron un segundo revés judicial.

Se determinó que continúen alojados en el penal y se rechazaron los planteos que hicieron los sospechosos de asesinar a Carlos Amieva en una pelea callejera ocurrida en Tunuyán durante el mes de enero.

A días del ataque que le costó la vida a Amieva, a principios de febrero, se realizó una audiencia donde el juez Oscar Balmes dictó la prisión preventiva de los sospechosos y ratificó la imputación de homicidio que impuso el fiscal departamental Jorge Quiroga.

Pero los abogados defensores apelaron esa medida. He insistieron con la teoría de que Diego Sicre no participó de la pelea y quien sí lo hizo fue su sobrino, pero en legítima defensa. En ese caso, ambos deberían ser sobreseídos y liberados. O bien, otra opción es calificar el caso como un homicidio preterintencional que es un delito excarcelable, de 1 a 3 años de prisión, alegando que Matías Sicre solamente le propinó un golpe a Carlos Amieva lo cual no debería haberle causado la muerte.

El juez ratificó la postura de la Fiscalía y confirmó el encarcelamiento preventivo y la caratula de homicidio simple.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí