Un jurado popular declaró culpable la tarde de este jueves a Humberto Nicolás Navia Franco (22), único imputado por el femicidio de Gisela Villafañe.

Tras el veredicto, el juez técnico Diego Lusverti condenó a Humberto a cadena perpetua por matar a golpes a la joven de 25 años, quien en ese momento era novia de su padre.

El famoso integrante de la banda de Riquelme fue comprometido por testimonios y escuchas telefónicas de su propio entorno. Esta prueba fue parte del argumento presentado por los fiscales Gustavo Pirrello y Fernando Guzzo durante los alegatos finales.

La hipótesis oficial sostenía que Navia desaprobaba la relación que tenía su padre con Villafañe, pues consideraba que lo estaba utilizando para sacarle dinero y que ese dinero debía ser destinado a su madre, según amigos y conocidos del acusado

En medio de labores investigativas, una hermana de la víctima compareció ante los investigadores y les dijo que Gisela había tenido problemas recientes con su entonces pareja Guillermo Navia.

El hombre fue detenido y procesado, pero poco después fue liberado porque las pruebas apuntaban a su hijo y Andrés Sosa Meza, cuyos restos de semen fueron encontrados en su cuerpo. En consecuencia, los dos fueron acusados ​​​​de abuso sexual seguido de femicidio.

Sin embargo, con el paso de las semanas, testigos del caso declararon que Sosa Meza y Villafañe eran amantes y tenían relaciones sexuales consentidas horas antes del asesinato.

Así, se descartó la hipótesis de una violación, Sosa Meza quedó en libertad y solo quedó como imputado Humbertito Navia, quien terminó siendo condenado a la pena máxima este jueves.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí