Hugo Sosa ha sido imputado por el asesinato de la joven y la tentativa de asesinato de su madre, hermana y novio. La fiscalía consideró que había matado para hacer sufrir a su excompañera, hermana de la víctima mortal.

Hugo Orlando Sosa (41) fue imputado la noche de este martes por el brutal ataque en el que asesinó a Karen Mabel Ríos (21) e hirió gravemente a su madre y la hermana, ocurrido la mañana del lunes en el distrito de La Libertad, Rivadavia. 

El fiscal de Rivadavia-Junín Carlos Giuliani lo acusó por el delito de homicidio agravado la alevosía y por la intención de causar sufrimiento en una persona con la cual tuvo una relación de pareja, figura del Código Penal conocida como femicidio vinculado o transversal

A eso se le sumaron dos hechos de homicidio en grado de tentativa por los mismos agravantes. Con esa calificación, el sospechoso arriesga como única pena la prisión perpetua y en caso de que llegue a juicio deberá enfrentar un jurado popular. 

Para formular esa imputación, la Fiscalía se apoyó en la hipótesis de que el detenido tenía intenciones de atentar contra la vida de su ex pareja, Melisa Ríos, pero al no encontrarla en su domicilio terminó atacando a sus familiares y provocando la muerte de la hermana.

Fuentes indicaron que Sosa pasará la noche en una dependencia de la zona y se espera que el miércoles sea trasladado a un penal provincial. 

El hecho de sangre ocurrió alrededor de las 7.50 del lunes cuando, sostiene la investigación, el sujeto irrumpió en la vivienda de la familia Ríos, en la manzana B del barrio La Libertad. 

Portando un cuchillo, se dirigió a una de las habitaciones para buscar a la madre de su hijo, pero como no se encontraba allí comenzó a discutir con los parientes de ella.

Acto seguido, atacó a Karen y le propinó una certera puñalada en el sector izquierdo del pecho que le llegó al corazón, por lo que le provocó la muerte en cuestión de minutos. 

Luego comenzó a agredir a la madre de la joven y a su hermana, de 45 y 16 años, respectivamente, quienes resultaron con diversas heridas cortantes y quedaron en grave estado, por lo que fueron internadas en el Hospital Saporiti. 

En tanto, el novio de Ríos persiguió a Sosa y lo enfrentó, pero no pudo frenarlo y resultó con un corte en un brazo. Por eso, le advirtió a policías que custodiaban el ingreso a un colegio aledaño. 

Los efectivos salieron en persecución del sospechoso y lo interceptaron en la plaza de la barriada, donde lo detuvieron y le secuestraron el cuchillo que portaba. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí