Cientos de vecinos se dieron cita en el centro departamental. Iniciaron en paz y se manifestaron contra la violencia de género. Lamentablemente, la violencia también se terminó haciendo presente cuando un grupo reducido atacó la comisaria, lo que provocó respuesta policial mediante balas de goma y gases.

Vecinos marcharon la tarde de este lunes en Rivadavia para pedir justicia por el femicidio de Karen Ríos, la joven de 20 años que fue asesinada en la localidad de La Libertad. 

Los autoconvocados se reunieron en el centro de la ciudad esteña y se manifestaron frente al edificio del municipio y también en la Comisaría 13ª, frente a la plaza departamental.

De manera pacífica, los cientos de ciudadanos que participaron de la concentración mostraron carteles en contra de la violencia de género, pidiendo que paren los femicidios y fue protagonista la frase «Justicia por Karen». 

El crimen de la estudiante de enfermería provocó una fuerte conmoción en la comunidad del Este provincial, zona que en los últimos dos meses también había sido escenario de los femicidios de Alicia Angélica Galetto, en Los Campamentos, y de Carla Agostina Trigo, en San Martín. 

Por el asesinato fue detenido Hugo Orlando Sosa, de 41 años, quien fue reducido por el novio de la víctima fatal en la escena y lo retuvo hasta la llegada de los policías. 

El ataque se produjo alrededor de las 7.40 cuando el sospechoso irrumpió armado con un cuchillo en la vivienda de la joven, en el barrio La Libertad.

La hipótesis es que tenía intenciones de atentar contra la vida de su ex pareja, hermana de Ríos, pero no la encontró en el domicilio. Ante eso, comenzó a discutir con los familiares, a quienes agredió con el arma blanca. 

A Karen Ríos le propinó una puñalada en el pecho, que le quitó la vida. Mientras que la madre y la hermana menor de la joven resultaron con diversas heridas y ambas debieron ser hospitalizadas. 

El novio de Ríos fue quien consiguió interceptar al atacante cuando se estaba dando a la fuga y lo retuvo hasta la llegada de los uniformados.

La marcha en reclamo de justicia que iniciaron este lunes amigos, conocidos y familiares de Karen Ríos, la joven de 20 años asesinada en su casa de Rivadavia, terminó con incidentes en las inmediaciones a la Comisaría 13ª, ubicada frente a la plaza departamental.

Una veintena de jóvenes, acompañados por el colectivo Ni Una Menos, se separó del grupo mayor de 500 personas y comenzó a lanzar piedras contra la dependencia, que también es judicial, y policías que custodiaban el edificio frenaron el avance con gases lacrimógenos y balas de goma.

Esto provocó que los cruces se acentuaran y se prolongaran durante varios minutos.

Después de las agresiones, los presentes se trasladaron hasta otro sector del espacio público y quedaron frente a los uniformados de Infantería. En ese momento, se vivieron momentos de tensión y nuevos choques con el personal uniformado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí