El diputado nacional dio una charla ante miles de personas en el Parque O’Higgins y afirmó que «el peso es la moneda de la casta».

Javier Milei dio una charla sobre dolarización ante miles de mendocinos y argentinos que llegaron desde otras partes del país. Subió al escenario entremedio del público y causó una gran revolución. El diputado nacional insistió con la casta y entre los presentes estuvieron Carlos Balter, del Partido Demócrata y José María Videla Sáenz, diputado mendocino de Juntos por el Cambio.

Si bien al inicio hizo referencia al tractorazo que se realizó en todo el país en una protesta del campo hacia el Gobierno argentino, luego volvió a pegarle duramente a la «casta política», tal y como lo había hecho en su conferencia de prensa del día viernes.

En un momento de la charla, envalentonado, el libertario dijo: «Vamos a salir de los escombros para volver a ser una potencia, quiero saludar a la gente del campo que se manifestó y protestó para que se terminen los malditos impuestos».

Luego hizo referencia al peso argentino y su devaluación. «Nos queremos salir de la basura del peso, es la moneda de la casta, no sirve ni para bono. Los políticos ladrones dicen que tener peso es tener soberanía, pero hablan de soberanía cuando quieren a la gente esclava».

Antes de finalizar la charla, Milei cantó una típica canción que siempre dice presente en sus actos: «Panic Show» de La Renga. Con el público y eufórico, entonó ese tema característico de la banda de rock nacional. «Yo soy el rey de un mundo perdido, todas las castas son de mi apetito», gritó el liberal emocionado y modificando la letra de la pieza musical.

«Esto arranca con los jóvenes, porque son naturalmente rebeldes al statu quo y el statu quo hoy recita izquierda. Vos tomás algunos postulados de Juntos por el Cambio o del Frente de Todos y la realidad es que vas a encontrar siempre puntos del Manifiesto Comunista. Las ideas de la izquierda están tan instaladas que la rebelión es ser liberal, la reacción natural contra el statu quo de los jóvenes los hace liberales”.

También enfatizó en que: «Cuando yo empecé a salir en televisión hace unos 7 u 8 años, ser liberal era una mala palabra. Lo más interesante de eso es que dejó de ser una mala palabra y ahora ser liberal y es motivo de orgullo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí