Candela Giarda estuvo internada en Buenos Aires y se recuperó milagrosamente luego de que un sacerdote le rezara a Albino Luciani.

El Vaticano informó que el papa Francisco autorizó el decreto por el cual se permitirá beatificar a Juan Pablo I, Albino Luciani, tras el milagro de una niña argentina de 10 años que padecía «encefalopatía inflamatoria aguda severa, enfermedad epiléptica refractaria maligna y shock séptico» una enfermedad que terminaría con su vida.

   El milagro se hizo realidad en la niña argentina de 10 años que estuvo internada en Buenos Aires en 2011, Candela Giarda. Ella comenzó sufriendo fuertes dolores de cabeza y en Paraná, su ciudad natal, nadie sabía que era lo que realmente le sucedía.

   En pocos días su cuadro fue empeorando, derivando en una internación en terapia intensiva, en coma y con respirador. Tras aquel episodio, Candela fue derivada a la Clínica Favaloro y los especialistas concluyeron que su diagnóstico era FIRES (Síndrome epiléptico por infección febril).

   El 22 de julio de 2011 su madre, Roxana Sosa, tratando de buscar una esperanza, ya que los médicos le indicaron que moriría aquella misma noche, se fue a la Parroquia Nuestra Parroquia de la Rábida que quedaba en el hospital, pidiendo ayuda al Padre José Dabusti, quién le rezó a Albino Luciani.

   Roxana solo esperaba el milagro, que días más tarde llegó. Candela comenzó a evolucionar de manera favorable hasta dejar el hospital. En la actualidad y con 21 años, ella es una chica saludable que estudia Seguridad e Higiene Animal y tiene su propio emprendimiento.

   El Padre Dabusti, cuando se enteró de este milagro, mandó una carta al papa Francisco y desde ese momento el caso fue investigado por la Comisión Médica del Vaticano que dio un veredicto positivo. Aun así, la fecha de beatificación a Juan Pablo I no fue confirmada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here