Lo que más se vende es molida y aguja.

En el departamento de Tunuyán, en casi cuatro meses de cuarentena producto de la pandemia de coronavirus, bajó cerca de un 30% el consumo de carne vacuna.

Según a la información que accedió el 8 Digital, lo que más se vende son los cortes más baratos como carne molida y aguja con y sin hueso.

Rúben carnicero de Tunuyán y con más de 15 años de experiencia en el rubro contó al medio que “Desde que comenzó la pandemia en Argentina y se empezaron a tomar medidas el consumo de carne comenzó a disminuir”.

“Con el paso de los meses y sumado a la situación económica el consumo de carne tuvo una disminución muy notable, hoy las personas buscan las ofertas o los cortes más baratos”.

“Yo creo que hoy como las personas están más tiempo en sus casas realizan comidas mucho más elaboradas y eso hace que ya no se busque tanto la carne para milanesa, las costeletas o todos esos cortes de comidas rápidas”, agregó Rúben.

Por último concluyó diciendo “Hoy en día un asado para una juntada familiar que están permitidas para hasta diez personas tienen un costo promedio de dos mil pesos”