Además los forrajeros de aquel país  elevaron sus costos.

Brasil comenzó a recibir los primeros envíos de maíz argentino debido a la mala cosecha producto de la sequía que atraviesa, sumado al fuerte aumento en los precios de los forrajes para la producción de carne de cerdo y pollo.

De esta manera, los mayores responsables de la industria cárnica, como BRF Brasil Foods SA y JBS SA se vieron obligados a importar maíz argentino. Como consecuencia, el gigante sudamericano recibió unas 35.000 toneladas a fines de mayo y unas 30.000 toneladas a mediados de la semana pasada, esperando recibir cuatro envíos más durante este mes.

Así, durante el mes de junio se estima que Brasil reciba 191.000 toneladas de maíz argentino, casi el doble de las 103.000 toneladas importadas en el 2020, de acuerdo a los datos suministrados por el Ministerio de Agricultura brasilero.

Si bien se espera que las importaciones continúen en ascenso durante el año, es importante destacar que, en el primer cuatrimestre de este año, Brasil importó un 70% más que en el período del año anterior, alcanzando las 758.000 toneladas de maíz.