Se iba a poner en vigencia este viernes 31 de enero, pero el Gobierno Nacional lo prorrogó al menos un mes más. De todas formas, aseguran que el precio de los combustibles tiene un retraso de más del 15%.

A través de un decreto publicado hoy en el Boletín Oficial, se modificaron los plazos previstos en la ley para incrementar ese impuesto sobre la base de las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que suministre el Indec.

De esta manera. la actualización, que debía implementarse a partir de mañana viernes, fue postergada hasta el último día de febrero, por lo que entraría  en vigencia a partir del 1 de marzo.

Esta acción es propulsada por un plan gubernamental en el marco de las medidas para contener la presión inflacionaria que comenzó a fines del año pasado, cuando la Nación también había postergado el incremento de este impuesto, elemento que impacta directamente en el precio de las naftas en los surtidores.

Sin embargo, desde la industria petrolera advierten que existe un marcado retraso en el precio real del combustible que oscila en el 16% debido al dólar y al precio del crudo. Este factor, sumado al impuesto de combustibles -ahora postergado-  podría desencadenar un fuerte aumento a partir de marzo.