Será por dos meses.

Luego de un aumento del 6 % en los combustibles, durante el fin de semana, el Gobierno postergó dos meses una suba de impuestos que impactaría directamente produciendo otra suba. La medida se decidió a través del decreto 245, publicado este lunes en el Boletín Oficial, y luego de que las naftas y el gasoil subieran el sábado.

Ahora, la postergación involucra a la actualización de los impuestos sobre los combustibles líquidos que debía regir desde el pasado 1° de abril y que ya había sido postergado hasta este jueves 22 en la misma búsqueda de moderar el impacto en los surtidores. Esto, debido a que las subas impactan de manera directa en otros bienes y servicios y le dan un impulso extra al incremento del resto de los precios de la economía.