Mucha producción todavía está guardada en las fincas.

La situación de la pandemia ha hecho que no aparezca una estabilidad económica y por tal motivo es que la producción en los galpones de ajo, donde se trabaja y se prepara el producto para la posterior exportación  por el momento es prácticamente nula.

Roxana Rodríguez, encargada de un de los galpones de ajo con más trayectorias en el departamento de Tunuyán, que se dedica a la exportación  hacia Brasil, dialogó con el Móvil de Canal 8 y comentó lo siguiente:

“Por el momento tenemos mucha inestabilidad económica, los insumos para que nosotros podamos realizar la exportación están muy elevado y eso ha hecho que por el momento estemos trabajando con lo mínimo”.

“Por el momento hemos arrancado toda la producción de nuestros productores pero hemos  decidido dejar la gran mayoría en las fincas ya que estamos prácticamente estancados porque no tenemos un precio real para poder sacar la producción del país”.

“Según lo que nosotros hemos podido ver y hablar con otros colegas, todos han decidido guardar la producción un poco y esperar que esto mejore para poder tener mucho más claros los números de este año tan particular”.

“El año pasado nosotros sacamos entre 10 y 15 cargas de ajo afuera del país y respecto a  este 2020, realmente no sabemos qué puede pasar, tal vez la situación mejora y terminamos exportando 20 o 30 cargas”, finalizó Roxana Rodríguez.