El lapidario informe de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) de la provincia, indicó que durante el mes de noviembre una familia tipo mendocina necesitó $45.891 para no ser pobre, en tanto se precisaron $17.753,56 para no caer en la indigencia.

El parámetro basado en las necesidades de la Canasta Básica Total (CBT) se estudio considerando la inflación, que se dio a conocer este martes, y que en noviembre fue del orden del 3%, siendo uno de los rubros que más aumentó, la vivienda y los servicios básicos. La CBT superó la inflación.

La Canasta Básica de Alimentos (CBA) es el conjunto de bienes que satisfacen las necesidades nutricionales de las personas, teniendo en cuenta los hábitos de consumo de una población determinada.

En tanto, la Canasta Básica Total (CBT) representa el conjunto de bienes y servicios que satisfacen las necesidades comunes de la población, teniendo en cuenta los hábitos de consumo de una población determinada.

Con respecto a octubre, se necesitaron casi dos mil pesos más, ya que la CBT de ese mes quedó en $43.973,30, por lo que la variación fue del 4,6%.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí