Lo mismo ocurrirá en el sur provincial.

Un alarmante número de anestesiólogos que renunció a brindar atención en hospitales de la provincia, afecta al sistema de salud. El problema se basa en los salarios que los profesionales reciben por realizar su trabajo, piden un incremento.

Unidos, han planteado su situación, son unos 200 profesionales de esta rama en la provincia. De los cuales cerca de 60 trabajadores han expuesto su situación.

Desde la entidad que los agrupa, dieron informaron a medios provinciales que tanto en el Valle de Uco, como en el sur de la provincia atenderán solo urgencias.

En ese sentido, explicaron «se prestará servicios para cirugías de urgencia y emergencias en el Valle de Uco y el Sur Provincial, pero en el Gran Mendoza se mantendrán las medidas hasta obtener una respuesta del gobierno».

Además, explicaron «hay anestesiólogos que prefieren el pase a planta, pero el grueso del reclamo, tiene que ver con la calidad de las prestaciones. Hay que garantizar que no falte un anestesiólogo en ninguna parte de la provincia».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí