Se filtró el registro que quedó grabado en el Centro Estratégico de Operaciones.

Faltaban dos minutos para las 19 del sábado pasado cuando una llamada entró al servicio de emergencias 911 del Centro Estratégico de Operaciones (CEO) de Mendoza. Era un hombre que se comunicó porque había escuchado gritos de auxilio en la casa de sus vecinos, Pablo Arancibia (33) y Micaela Méndez (27), la pareja detenida y acusada por el femicidio de la adolescente Florencia Romano.

Por el horario de la comunicación, los investigadores suponen que quien pedía ayuda era la chica de 14 años asesinada. La alerta, sin embargo, fue desestimada por la operadora del CEO, que cortó la llamada abruptamente, no dio aviso para movilizar a policías y por lo tanto no se investigó el hecho.

En las últimas horas se conoció el audio de la alerta que fue ignorada. El mismo fue publicado por Diario Mendoza y dura poco más de un minuto. Allí se escucha la conversación completa entre la operadora y el vecino de la localidad de Gutiérrez, en el departamento de Maipú.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí