El otro, solo por lesiones graves.

La Fiscalía del Valle de Uco elevó a juicio la causa por la muerte del conocido entrenador de vóley Carlos Amieva. Pero con un cambio en la imputación que beneficia a uno de los acusados.

Tras la investigación, se resolvió que Matías Sicre  debe ser juzgado por el delito de homicidio simple, en tanto que su tío Diego Sicre, deberá enfrentar el juicio por un delito menor, lesiones leves dolosas y daño simple.

«El hecho es uno solo, y en ese hecho terminó falleciendo Carlos Amieva, de eso no tenemos dudas. Diego lo que le provoca en definitiva son los agarrones en los brazos y el choque con la camioneta; el otro chico(Matías) le da la piña que lo termina matando, por eso separamos las conductas», explicó el fiscal Jorge Quiroga a un medio provincial.

Se decidió cambiar la imputación, por lo que Diego Sicre fue acusado por los delitos de daño simple y lesiones leves dolosas en concurso real (arriesga una pena de 1 mes a 2 años de prisión).

Así, el magistrado entiende que participó del episodio pero que no fue el causante de la muerte de Amieva, mientras que su sobrino, Matías Sicre, quien le proporcionó un golpe de puño, si lo fue y será imputado por homicidio simple.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí