Los anestesiólogos exigieron un aumento del 124%, monto totalmente rechazado por el gobierno.

 Sin embargo, lo que ahora está sobre la mesa es una nueva oferta salarial para salir del pantano: crear un equipo especial de cirugía y aumentar los salarios de todos los profesionales que participen en él. En otras palabras, la solución ya no estaría reservada para los especialistas en conflicto y abarcaría al menos cuatro campos médicos. Si bien aún no ha sido presentado oficialmente, esta semana comenzó a ser discutido por canales paralelos en la mesa de diálogo.

La alternativa que están desarrollando sería para equipos quirúrgicos en general y permitir tareas de contrapuesto. Además de apegarse a sus regímenes como proveedores (casi todos son por la mañana), los médicos deberían realizar cirugías nocturnas para comenzar a ponerse al día con las que se han pospuesto. Cada uno sería pagado con un bono en efectivo a ser repartido entre todos los trabajadores presentes.

Por supuesto que no sería en partes iguales -según averiguó UNO-, se otorgarían «por modelo prestacional»: es decir, una cifra para el traumatólogo, oftalmólogo, neurólogo o cualquier especialista que haga la intervención; otra para los circulantes, instrumentistas y demás rubros; y-por supuesto – una suma para los anestesiólogos. Entre estos últimos, la idea ganó algunos adeptos y muchos detractores, al menos por ahora. «Por sí sola, no es una medida capaz de hacernos volver; pero es algo», dijo uno de ellos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí