Lo dieron a conocer desde el ministerio de cultura y turismo.

El Gobierno de Mendoza dio a conocer que la próxima Fiesta Nacional de la Vendimia llevará por nombre Milagro del vino nuevo. Podrá disfrutarse, en el Teatro Griego Frank Romero Day, los días 5, 6 y 7 de marzo.

Llegaron a la instancia de coloquios la propuesta denominada Mendoza en siete días, con dirección general de Pedro Marabini y Omar Escales; Más allá del tiempo, bajo la dirección de Alejandro Conte, y Milagro del vino nuevo, dirigida por Vilma Rúpolo y Federico Ortega.

El jurado estuvo integrado por representantes de cada organismo o institución interviniente en la Fiesta Nacional de la Vendimia.

Síntesis argumental

El texto de Milagro del vino nuevo es una poesía que fluye emulando el agua y las otras fuerzas de la naturaleza. No es explicativo, se expresa en múltiples voces como lo diverso y plural de la existencia.

Se disgrega, penetra la tierra, sube por las raíces, se manifiesta en flor, en color, en animales y en hombres y mujeres. Es la voz de la vida y su devenir.

Estas voces, la madre tierra, el agua, los vientos, las cosas de este mundo, se afirman en las mismas leyes. Somos las partes pero somos una unidad. Nos hermana el hálito vital, la inspiración y la expiración, el aliento. El ser árbol, manos, sueños. Somos viñas, sol de otoños y cosechas.

La energía vital que también tiene a la muerte en su transmutación, prevalece. De ahí el milagro ¡cada día es un milagro!

Y la vida-milagro- es arte, memoria, trabajo y fiesta. Es la tierra que gira, la luz que canta y todo lo que danza. Es el vino de la esperanza, la alegría y la fiesta.

Nuestros héroes, el que con sus manos cultiva la tierra, la que sostiene los hijos, los que liberaron patrias, los y las que conquistan derechos, aprendieron de los ríos, de sus cauces indómitos y su persistencia. De la gota que funda la furia del agua. En ellos se miraron San Martín, Bolívar, Juana, Manuela… Y vos, el luchador de hoy. Es correntada que no se fatiga.

Soy, somos, el júbilo y la adversidad. Soy, somos, todo lo que nos constituye.

Creemos que, en esta primera Vendimia del reencuentro, recibimos las miradas y las emociones como seres con conciencia de la finitud y buscando mitigar las ausencias con la afirmación de la vida. Parte que vuelve a reunirse, a congregarse, a sumar nuevamente después de tanto espacio, tanto silencio y tanta distancia.

Este vino, esta gente y este brindis es lo que Mendoza puede ofrecer al mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí