La instalación de medidores domiciliarios de consumo de agua es un proyecto del Gobierno provincial que, de a poco, se va haciendo realidad. Su objetivo es controlar y generar el consumo responsable de agua frente a la tremenda crisis hídrica que afronta Mendoza desde hace 10 años.

Alejandro Gallego, titular de Aysam, explicó que, luego de que el 17 de agosto se abriera el concurso, el gobierno ya está en condiciones de realizar la licitación para colocar medidores.

La intención de que aproximadamente 250 mil personas paguen en Mendoza por el agua que consumen ya había sido comunicada por el entonces gobernador Alfredo Cornejo hace poco más de 3 años. Como prueba, en 2019 se instalaron 5 mil medidores.

Sin embargo, esta sería la compra más importante de estos elementos que realizaría la provincia.

Gallego manifestó, además, que el objetivo es que al menos la mitad de la población pague exactamente por el agua que consume.

Estos medidores se colocarían en barrios privados, comercios y residencias.

La colocación y el posterior funcionamiento de la primera etapa, correrá por cuenta del proveedor, que deberá realizar la entrega e instalación de todo el equipamiento necesario para poner en funcionamiento el sistema integral.

El parte emitido en su momento, explicaba que se colocarán en la vía pública 500 medidores, la infraestructura informática del software de la empresa y además se dejará operativo el sistema integral, todo estos en 5 meses. En tanto, los 19.500 medidores restantes se terminarán de instalar en un período de 2 años.

Hasta agosto, el presupuesto oficial estimado para este trabajo sería de $720.600.900.

Cuando se publicaron los pliegos de la licitación, Gallego había explicado que los medidores comenzarán a colocarse en domicilios que consumen grandes volúmenes de agua, como aquellos que tienen piletas de natación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí