La canasta básica tuvo un significativo aumento.

De acuerdo a los datos aportados por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de la provincia, una familia mendocina necesitó más de 65 mil pesos para no caer bajo la línea de pobreza en septiembre.

Este registro señala concretamente que un grupo familiar tipo, constituido por un jefe de hogar de 35 años, su pareja de 32, su hija de 8 y su hijo de 5, necesitan ingresos por $65.051,08 para no ser pobres. 

Esto significa un incremento interanual del 57,3%, en septiembre de 2020, la canasta básica total era de $41.351. Respecto del mes anterior representa un 2,8% de variación. 

Mientras, para no ser indigente, ese mismo grupo familiar requirió juntar $25.711 en el mismo periodo. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí