Así lo refleja el informe de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de la provincia.

Una familia de cuatro integrantes en Mendoza debe contar con más de 95 mil pesos para no ser considerada bajo la línea de pobreza, una cifra que se acerca paulatinamente a los 100.000 pesos impulsada por la inflación.

Los datos fueron publicados hoy, por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de la provincia y corresponde al mes de mayo.

En detalle, este grupo familiar integrado por un jefe de hogar de 35 años, su pareja de 32, una hija de 8 y un hijo de 5 años, debe tener ingresos por un total de $95.405,15 para satisfacer las necesidades contempladas en la canasta básica total y quedar por arriba de la línea de pobreza.

Además, el mismo grupo familiar debe contar con al menos $38.469,82 para no ser consideraba indigente.

Los datos se acercan cada vez más a los $100.000, se conoce una semana después de la inflación local: en Mendoza, llegó a 5,4% en mayo, con un acumulado en 5 meses del 30,4% y una interanual que ascendió al 63%.

Entre lo que más aumento el mes pasado figuran Vivienda y Servicios (7,5%), Educación (7,3%), Indumentaria (6,9%)y gastos médicos (6,4%).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí