Es lo que arroja el balance que cada provincia ha informado, a treinta días del comienzo del aislamiento obligatorio en todo el país.

Las provincias destacaron acatamiento y prudencia de la ciudadanía respecto de las medidas de prevención y concientización. Formosa y Catamarca siguen siendo las únicas jurisdicciones sin casos de coronavirus por el momento.

El Procurador General de Mendoza, Alejandro Gullé, destacó que, «durante el aislamiento, la provincia ha tenido una disminución del delito de entre el 25 por ciento y el 48 por ciento según él área», al tiempo que «el delito de incumplimiento de aislamiento fue atribuido hasta anoche a 4.327 imputados».

Para el Ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia de Mendoza, Víctor Ibáñez, fue determinante que «la gente ha ido respondiendo a las medidas, acompañando las decisiones a pesar de las dificultades», aunque admitió que «no todos cumplieron con la cuarentena».

La gobernadora rionegrina, Arabela Carreras, dijo que «en líneas generales se estaba respetando la cuarentena, con algunas variables entre los municipios» y consideró que «las posibilidades de realizar actividades se abren cada vez más y se genera más movimiento«.

De forma análoga se expresó el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, que afirmó que el impacto de la cuarenta por el coronavirus «ha sido positivo» y remarcó que «varios municipios de la provincia no han tenido casos«.

El intendente de Rosario, Pablo Javkin, recordó cuando tuvo que «agarrar un megáfono para tratar de ordenar una cola de los jubilados en un banco» como «uno de los momentos más difíciles», sobre todo porque «se trataba de la población que corre más riesgo«, y añadió que «el impacto de ese momento no tiró por la borda todo lo que hemos logrado con el aislamiento«.

En este sentido, el vicegoberandor de Jujuy, Carlos Haquim, destacó que «hubo un esfuerzo muy grande de cada jujeño, que no debe decaer» y asumió que «hay que seguir trabajando en la concientización y el cuidado personal», al tiempo que señaló que «de los cinco casos que tienen en la provincia, cuatro ya fueron dados de alta».

El gobernador Juan Manzur destacó la importancia del aislamiento obligatorio que permitió en Tucumán sumar nueve días consecutivos sin nuevos contagios de coronavirus, pero marcó la necesidad de que la gente «siga acompañando y evite salir a las calles a menos que sea absolutamente necesario», al tiempo que aclaró que en la provincia no se flexibilizará el aislamiento porque «tiene características especiales al tratarse de una provincia pequeña y muy densamente poblada«.

Desde San Luis, la presidenta del comité de crisis, María José Zanglá, destacó que la provincia «logró aplanar la curva de contagios y evitar la circulación comunitaria del virus«; además de que el trabajo de bioquímicos y biólogos moleculares, que ya realizaron más de 130 tests, generó que en territorio puntano no hubiera nuevos casos.

También el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, se mostró conforme con los resultados obtenidos en su provincia durante el primer mes de aislamiento, en la que -dijo- se desarrolló «una fase de contención del virus que cortó con la circulación comunitaria, con 22 casos registrados, que permitió tener preparado el sistema sanitario ante un eventual pico de la enfermedad«, al tiempo que pidió «seguir trabajando con este criterio, articulando políticas públicas para ser previsibles«.

La Jefa de Epidemiología del Ministerio de Salud de San Juan, Mónica Jofré, coincidió y resaltó que tienen una «situación privilegiada porque no hay circulación viral«, ya que en la provincia solo hubo un caso que ya fue dado de alta.

Similar es la situación en Chubut, cuyo ministro de Salud, Fabián Puratich, resaltó: «Nuestra cartera venía con experiencia en esto del aislamiento porque lo habíamos tenido que aplicar en Epuyén, epicentro en su momento del brote de hantavirus».

Por su parte, el director del Centro Nacional Patagónico (Cenpat), dependiente del Conicet, Rolando Gonzalez José, también valoró los resultados de la cuarentena que «se exhibió hasta ahora como el único remedio posible«.

El jefe de Gabinete de Neuquén, Sebastián González, aseguró a Télam que la provincia «no tiene circulación viral comunitaria; solo en Loncopué hay circulación en conglomerado» y destacó que fue posible gracias a medidas como «los rangos horarios para transitar, apertura de locales y la prohibición de circulación los domingos«.

En Tierra del Fuego, el gobernador Gustavo Melella confirmó que la cuarentena continuará esta semana sin ninguna de las excepciones habilitadas en varios distritos del país, mientras analiza protocolos sanitarios para distintas actividades productivas que podrían habilitarse en el futuro.

Finalmente, el intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay, se manifestó confiando en el aislamiento, «conscientes y convencidos de que es el único camino que tenemos para transitar. La Argentina en general y Bahía Blanca en particular han elegido una forma de encarar esta pandemia que está dando resultados», dijo a la prensa.

 

Fuente: Télam