La restricción también alcanza a las personas que reciben el beneficio de Tarjeta Alimentar. En total, suman más de 10 millones de habitantes.

Entre las nuevas medidas, el gobierno nacional deja al margen del mercado de cambios a todas las  personas que en los últimos meses recibieron asistencia social del Estado en el marco del impacto económico que generó la pandemia. Ellos son los que cobran el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y los que reciben la ayuda de la Tarjeta Alimentar.

Esto plantea que nadie que haya cobrado el IFE o tenga la Tarjeta Alimentaria podrá ahora comprar dólares y aspi lo plantea una nueva resolución del Banco Central que ya fue comunicada  a todas las entidades financieras y casas de cambio.

Con esta decisión, el Gobierno intenta poner un freno a los denominados “coleros digitales” que venían comercializando su identidad para comprar dólares dentro del cepo para un tercero a cambio de un pago determinado en pesos.