Así lo informó su familia.

El pequeño Uriel de un año y diez meses finalmente recibió el alta. El pasado 12 de agosto un accidente doméstico dejó al pequeño y a su abuelo en grave estado de salud, luego de que las llamas consumieran la vivienda que habitaban.

Lamentablemente, el pasado 24 de septiembre Martín, abuelo y quien rescató de las llamas a Uriel, perdió la vida debido a las graves lesiones que sufrió.

“Ayer al mediodía recibió el alta”, confirmó Lorena, familiar del pequeño. “Está bien gracias a dios, ahora se encuentran en Tunuyán”. Uriel debe continuar con un largo tratamiento, y requiere de la colaboración de la comunidad, “necesita pañales extra grandes, cremas dermaglós porque tiene un largo año para afrontar su tratamiento, toallas húmedas y sabanas que tendrán que cambiarse de forma permanente por sus quemaduras”.

Para brindar ayuda pueden tomar contacto al número 2622-353694.