Así lo demuestra un estudio realizado por investigadores del Conicet y el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires.

El estudio fue realizado con  trabajadores de la salud que fueron inmunizados con la vacuna Sputnik V determinó que el 100% de los voluntarios desarrolló anticuerpos específicos contra el coronavirus tras recibir el esquema completo de dos dosis, y sugirió que quienes tuvieron previamente Covid-19 podrían recibir sólo la primera.

“Los resultados del estudio muestran que las personas previamente expuestas al virus, que mostraron tener anticuerpos antes del inicio de la vacunación, generan una respuesta inmune humoral rápida al recibir una dosis de la vacuna Sputnik V, produciendo niveles de anticuerpos similares e incluso superiores a los producidos por personas no infectadas que recibieron dos dosis de la vacuna”, afirmó la investigadora del Conicet Andrea Gamarnik en un comunicado del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (Mincyt).

Por otro lado, Gamarnik, jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir (FIL) y una de las responsables del estudio, explicó: «Lo que vimos es que cuando una persona se infecta, por más que tenga anticuerpos bajos, al recibir la primera dosis de la vacuna funciona como un boost (impulso) que activa al sistema inmune y gatilla la producción de anticuerpos de una manera muy robusta».

«Lo que vimos es que cuando una persona se infecta, por más que tenga anticuerpos bajos, al recibir la primera dosis de la vacuna funciona como un boost (impulso) que activa al sistema inmune y gatilla la producción de anticuerpos»

«Al haber estado en contacto con todo el virus el repertorio de anticuerpos es más amplio, pero luego al recibir la primera dosis de vacuna se da un boost sobre anticuerpos contra la proteína spike», agregó.