El joven está cada vez más cerca de volver con su familia.

David es de Tunuyán, previo a la pandemia decidió abandonar su trabajo y buscar un nuevo futuro en Buenos Aires, concretó su viaje pero quedó varado en medio de la cuarentena.

En comunicación con Canal 8 el joven comentó: “No pude volver, no tenía internet para averiguar, me entere muy tarde que salían algunos viajes con mendocinos varados cuando empezó todo”.

En medio de la difícil situación económica, debió vivir en situación de calle a la espera de poder regresar a casa, con varios intentos y respuestas negativas de parte de las autoridades. Después del difícil momento, finalmente David pudo emprender su retorno a Mendoza en remís, para lo cual solicitó los correspondientes certificados.

“Hace 5 días que ya estoy en Mendoza. Fue un viaje muy largo, pero pude conseguir la plata con mucha ayuda y estoy muy agradecido por eso”, comentó con gran alegría.

La crónica de su viaje

El largo recorrido que lo trajo de nuevo a su cuidad comenzó el sábado pasado, cuando a las 21 horas llegaron hasta Buenos Aires Capital a recoger a otra persona que acompañaría el viaje por encontrarse en la misma situación que David. A las 3:00 de la madrugada, los viajeros ya pisaron suelo cordobés, aunque debieron aguardar alrededor de 3 horas en el primer control para ingresar a la provincia.

“De ahí viajamos tranquilos”, aseguró el tunuyanino. En San Luis nuevamente encontraron cerrado el ingreso, ya que solo se le permitía el paso a camioneros. “Esperamos una hora más a que la movilidad nos acompañara hasta otra parte de San Luis, donde nos estaba esperando otra movilidad y nos dejó en Desaguadero. Esperamos hasta las 15 que se abriera la cápsula. La movilidad nos acompañaba hasta cierta cantidad de kilómetros y había otra movilidad que nos acompañaba hasta cierto punto de Mendoza, pero teníamos que esperar entre 30 y 40 minutos las movilidades y así fue hasta llegar a la terminal”, detalló sobre los protocolos.

Cada vez más cerca de ver a sus seres queridos y cumpliendo el correspondiente aislamiento. “Estoy tranquilo contando los días para estar en casa con mi familia”, finalizo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here