La triste noticia fue publicada por sus mismos propietarios en sus redes sociales, generando revuelo y lamento generalizado entre los muchos habitués del reconocido “Bar de Bares“.

Su personal lo intentó todo hasta el final, incluso las modalidades de la “nueva normalidad”, el Take Away y el delivery. Pero no se pudo.

El “Reparito”, que ofició de café, restaurante y sobre todo sitio de diversión durante años, se convirtió con el tiempo en un gravitante referente del encuentro y la reunión de amigos.

Por sus instalaciones pasamos todos, hubo bandas, cantantes, fiestas, cumpleaños y; simplemente, reunión de amigos.

Con esta decisión, el querido café se convierte en una víctima más de la gravísima crisis económica generada por efecto de la pandemia que asola el país y, por extensión, nuestra región.

Miles de recuerdos, anécdotas y fotos se gestaron en sus instalaciones, sin embargo, el Bar de Bares, el Reparito; debió bajar sus persianas por última vez.

Nos sumamos al “hasta pronto” de sus propietarios.