Desde ayer a hoy (domingo 31) 9.268 personas dieron positivo por covid-19 en Rusia, por lo que el número total de infectados registrados en el país desde el inicio del brote asciende a 405.843, informaron esta mañana las autoridades sanitarias rusas.

De los nuevos casos, detectados en 84 de los 85 estados de Rusia, el 40,8 % no presenta síntomas clínicos de la enfermedad, precisó la sede operativa de gestión de la pandemia de coronavirus en el país.

En cuanto a las muertes por covid-19 en Rusia, los últimos 138 casos diarios registrados elevan la cifra total a 4.693. Paralelamente, 4.716 personas han sido dadas de alta tras superar la enfermedad, lo que sitúa el total de pacientes recuperados en 171.883, más del 42 % de todos los casos de infección en el país. El número de casos activos en Rusia ha aumentado en un 2,05 % frente al día anterior, sumando actualmente 229.267.

La ciudad de Moscú acumula casi la mitad de los infectados y más del 52 % de los fallecidos por coronavirus en el país, con 180.791 positivos confirmados y 2.477 decesos. En la última jornada, el número de contagiados en la capital rusa ha aumentado en 2.595. Más de 80.000 personas se han recuperado desde el inicio del brote en la capital, mientras que 98.135 casos siguen activos.

Rusia ocupa el tercer lugar en el mundo por número de contagios, según los datos recabados por la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.). El país más afectado sigue siendo EE.UU., con más de 1,77 millones de infecciones y 103.781 fallecimientos, seguido por Brasil, el epicentro del brote en América Latina, que contabiliza más de 498.000 casos de contagio y 28.834 muertes.

La jefa del organismo sanitario ruso Rospotrebnadzor, Anna Popova, dijo ayer que los expertos sanitarios del país temen que en otoño pueda registrarse una segunda ola de SARS-CoV-2, que vendría acompañada de un aumento en la incidencia de otras infecciones respiratorias, incluida la gripe.

Es muy posible que el coronavirus aumente en el período de otoño. Estamos preocupados y tratamos de averiguar si [el coronavirus] puede generar una infección mixta con otras infecciones y virus respiratorios de la temporada de otoño“, explicó Popova.

En Brasil, contabilizaron 33.274 nuevos en las últimas 24 horas

El país confirmó ayer sábado 956 nuevas muertes, para un total de 28.834 defunciones. También sumó 33.274 nuevos en las últimas 24 horas, un nuevo récord para una sola jornada, y ya se acerca al medio millón de contagios detectados: son ya 498.440 diagnósticos positivos. (El viernes había anunciado 1.000 nuevos fallecidos)

Con esta cifra de muertes acumuladas, Brasil ya supera a España y a Francia, y se convierte así en el cuarto país del mundo con más decesos hasta la fecha.

El Ministerio de Salud, que trabaja con sustitutos e interinos en puestos clave desde el segundo cambio de titular efectuado por el presidente Jair Bolsonaro a principios de mes, ha reconocido que la curva de la pandemia “permanece en una línea ascendente”. Mientras tanto, Estados y ciudades anuncian planes de reapertura económica.

Las autoridades sanitarias hicieron un balance del número de tests realizados en el país: tan solo 930.013 pruebas, sumando laboratorios privados y públicos, o cerca de 4.428 test por millón de habitantes. La tasa de pruebas por tamaño de la población es más de diez veces menor que la de Estados Unidos o Reino Unido, países que encabezan el ránking de víctimas en el mundo.

Desde el inicio de la pandemia, 41.621 personas han muerto presentando un cuadro de síndrome respiratorio agudo grave (SARS), una complicación frecuente provocada por el nuevo coronavirus. El ministerio ya sabe que 22.543 de esas muertes han sido, efectivamente, provocadas por la covid-19, y está investigando 4.245 decesos. Sin embargo, las causas de otras 14.373 muertes jamás serán especificadas, aunque todo apunta a que fueron provocadas por la pandemia: 2020 ya ha superado de largo el total de muertes de SARS de los años anteriores.

Según el ministerio, el motivo por el que esos casi 15.000 fallecimientos sea desconocido es un fallo en las pruebas: o no se tomaron las muestras o, si se tomaron; el proceso no se llevó a cabo correctamente, lo que impidió que se analizaran.

De haberse realizado debidamente los tests, la suma de los fallecidos alzaría a Brasil a la cuarta o incluso a la tercera posición entre los países con más víctimas de la pandemia.

Fuente: RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here