En el sector privado ya no hay”, explicó esta mañana Alicia Valencia, directora del Servicio de Emergencia Coordinado (SEC), admitió que faltan camas críticas en hospitales.

En el Gran Mendoza hay 350 camas de Unidad de Terapia Intensiva (UTI), de las cuales un 90% están ocupadas.

La alta ocupación de camas de terapia intensiva en la provincia de pacientes con coronavirus preocupa a las autoridades gubernamentales y a toda la sociedad, que buscan incrementar el número existente de 350, por lo menos a 400.

Según se supo, sólo restan 35 unidades disponibles para absorber la nueva demanda de pacientes que cursen la Covid-19 con gravedad.

Se trata de un objetivo que se trazó como plan estratégico desde el principio de la pandemia. Ya que, tal como recordaron desde el Ministerio de Salud, la provincia contaba al inicio de la cuarentena con unas 280 camas entre el sistema público y privado y se fue ampliando de acuerdo a las necesidades.

“Ya se ha pedido una compra más de respiradores y siempre y cuando lo amerite el momento de la pandemia se van a seguir ampliando”, destacaron desde el Ministerio de Salud de Mendoza.

Otra medida que implementará el gobierno para enfrentar esta crisis es una mayor restricción a las actividades tal como adelantó el gobernador Rodolfo Suárez el viernes pasado.

En tanto explicaron que el sistema público ha mostrado mayor capacidad de respuesta en esta adaptación tanto en lo edilicio como en el equipamiento.

“Pami es la más complicada por la cantidad de afiliados y la edad de los pacientes”, dijo la Dra. Valencia, quien detalló que enfermos del Gran Mendoza están siendo trasladados al hospital Perrupato de San Martín. Y agregó: “El fin de semana en el sistema público costaba mucho conseguir camas y en el sector privado ya no hay”, en declaraciones a Canal 9 de Mendoza.

Hoy, lunes, el gobernador mendocino se encuentra en Buenos Aires en reuniones con el presidente Alberto Fernández y su equipo de salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here