Entre las medidas para descomprimir el sistema sanitario, el Ministerio de Salud determinó que aquellos positivos leves o casos sospechosos que cumplan con determinados requisitos pueden transitar la enfermedad en sus domicilios.

Los positivos leves que permanecen en sus hogares y los casos sospechosos que esperan el resultado del hisopado deben permanecer aislados, como así también sus familiares, durante 14 días. 

En el caso de los convivientes, es necesario que cumplan con la cuarentena ya que, en el lapso de los 14 días pueden presentar síntomas y, durante ese periodo, contagiar a otras personas sin saberlo.

Aislamos al enfermo y al contacto estrecho lo acuarentenamos o le damos un escudamiento. Esas personas que conviven tienen que estar 14 días dentro de la casa y para ellos es la misma situación. No pueden salir del domicilio, ni recibir visitas”, indicó la directora de Epidemiología Andrea Falaschi.

Al respecto indicó que sólo pueden salir de sus hogares “para hacer una visita al sistema de salud en caso de que se descomponga”.

Además del aislamiento es necesario que garanticen el cumplimiento de medidas de seguridad, higiene y limpieza.

Medidas a considerar:

Aquellos que pueden cumplir con el aislamiento en sus domicilios deben aplicar una serie de medidas para preservar la salud de sus convivientes.

Habitación de uso individual: la puerta debe estar siempre cerrada y con ventilación adecuada directa al exterior (ventana). El positivo o sospechoso debe permanecer allí, aislado del resto de los miembros familiares. En caso de que sea imprescindible que el paciente haga uso de las zonas comunes del domicilio, deberá utilizar barbijo y realizar higiene de manos al salir de la habitación y antes de entrar en ella.

Barbijo: no tocarse ni manipularlo mientras lo lleva puesto. Cambiarlo de inmediato si se moja o mancha con secreciones.  Si se moja o se mancha de secreciones, deberá cambiarse de inmediato. Hay que desecharlo después de usarlo y lavarse bien las manos después de sacárselo.

Conexión segura de agua potable en el interior de la vivienda. 

Baño: preferentemente de uso exclusivo. En caso de ser compartido, debe desinfectarse con lavandina luego de cada uso. En estos casos, los elementos de higiene de la persona enferma son exclusivos de ella y no deben quedar en el baño y deben ser trasladados a su habitación.

Ausencia en el domicilio de personas con factores de riesgo: es decir, mayores de 60 años y/o factores de riesgo de mortalidad como hipertensión arterial severa, cardiopatía crónica, EPOC, diabetes, insuficiencia renal crónica terminal, pacientes con cáncer activo, trasplantados u otros inmunosuprimidos.

Debe tener un teléfono: que garantice la comunicación permanente con el personal sanitario hasta la resolución de los síntomas. A la vez, no es necesario que viva con otras personas en su domicilio.

Recomendaciones

Atención del enfermo: una sola persona del grupo familiar debe asistir al paciente tanto con la comida, como la ropa y los desechos. Debe utilizar guantes descartables y lavarse las manos con agua, jabón y toallas de papel, luego de mantener contacto con la persona aislada o cualquier elemento que haya sido utilizado por la misma.

No deben ingresar personas al domicilio, salvo personal de salud.

Sistema de comunicación: para poder comunicarse con los familiares, el paciente no deberá salir de la habitación, pero podrá hacerlo vía telefónica o a través de un intercomunicador, como los que se usan para vigilar a los bebés.

Cesto de basura en la habitación: debe tener una bolsa plástica. La misma deberá desecharse cuando esté llena a ¾ de su capacidad. Será el paciente el encargado de cerrarla con doble nudo, rociarla con alcohol y colocarla dentro de otra bolsa. Antes de desecharla, deberá dejarla en un lugar aislado en el domicilio por 72 horas y colocarle un cartel que diga “No abrir”.

Uso de elementos de aseo y alimentación: deben ser de uso exclusivo, al igual que los artículos para la higiene de manos como el jabón y el alcohol. Se debe usar toallas de papel y desecharse.

Cambio de ropa personal y de cama: el paciente las debe colocar en una bolsa y cerrarla con un nudo. El cuidador asignado la debe rociar con alcohol y manipular con guantes.

Lavado de la ropa: colocarla directamente desde la bolsa en el lavarropas, lavándola a  una temperatura mínima de 40°C.

Convivientes: deberán estar atentos ante la aparición de síntomas como fiebre, tos, dificultad para respirar, diarrea, vómitos, dolor de garganta, de cabeza y de cuerpo.

Teléfono de contacto para consultas: 0800 800 26843 (COVID) o el de su obra social.