El gobernador Omar Perotti anunció la continuidad de cuarentena estricta por una semana más, y explicó la gravedad de la situación sanitaria con una dato clave: quedan apenas 19 camas de cuidados intensivos disponibles en el sector público.

Mendoza, Salta, Santa Fe y Córdoba son las provincias más comprometidas en cuanto al crecimiento de contagios, según el Ministerio de Salud de la Nación.

En ese marco, y por los números que preocupan mucho en su provincia, el mandatario santafecino anunció este viernes que se prorrogan por una semana la mayoría de las restricciones anunciadas hace dos semanas.

La medida comprende a Rosario y los departamentos, San Lorenzo, Constitución, Caseros y General López. El mandatario provincial habló luego de que desde Buenos Aires el propio gobierno nacional recomendara que Santa Fe siguiera en cuarentena estricta.

Perotti habló desde Rosario, acompañado de intendentes y senadores de los departamentos comprendidos en el decreto que firmará este viernes: Rosario y los otros cuatro del sur de Santa Fe. Pidió responsabilidad a la ciudadanía y prometiò asistencia a los sectores más perjudicados.

La idea fue transmitir una idea de consenso político en torno a una medida que es incómoda, por la delicada situación económica de los sectores que deberán seguir sin trabajar o hacerlo a muy baja intensidad, como comercio y gastronomía. Pero que las autoridades creen que es clave para frenar el ascenso de la curva de contagios de coronavirus.

 

También hay una apuesta de comprometer a los actores políticos ante la necesidad de garantizar el cumplimiento de las restricciones, algo que por ejemplo no ocurrió en los últimos días en localidades que rodean a Rosario.