«No recuerdo que le hayamos dado al Gobierno una sugerencia que sea equivocada. Hemos sido bastante prudentes en general, recomendando algunas acciones que no siempre se llevaron a cabo», dijo Pedro Cahn.

Para él, si el confinamiento no hubiese comenzado en marzo «hoy habría cuatro o cinco veces más muertos porque no hubiesen alcanzado las camas» ya que durante los primeros meses de aislamiento se reforzó el sistema de salud de todo el país.

Pedro Cahn.

«No formamos parte del Gobierno, no gobernamos, no decidimos, solo damos opiniones, sugerencias que a veces son tomadas y otras veces no. Trabajamos ad honórem; para renunciar, como piden algunos, primero nos tienen que contratar. Ponemos a disposición artículos, novedades científicas y cuando nos reunimos con las autoridades sanitarias intercambiamos opiniones. Es el Gobierno el que toma las decisiones, no nosotros«, dijo Cahn, director científico de la Fundación Huésped.

«La cuarentena se fue deshilachando por el cansancio o por los mensajes de algunas personas anticuarentena. También faltó una política más enérgica de búsqueda de contactos porque la cuarentena sola no resuelve el problema, habría que haber aislado a los contactos y testearlos para ir adelantándose al virus. No se trata de testear en forma indiscriminada con testeos masivos, sino en la búsqueda de pacientes asintomáticos en ciertos conglomerados«, sostuvo el especialista.

Integran el COE (Comité de Expertos Covid-19), Mirta Roses, embajadora especial de la OPS/OMS; Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y director de Investigaciones de la Fundación Huésped; Gonzalo Camargo, presidente de la Sociedad Argentina de Emergencias; Ángela Gentile, expresidenta de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y jefa de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez; Pedro Cahn, director científico de la Fundación Huésped; Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez; Carlota Russ, exsecretaria de la Comisión de Infectología de la SAP e infectóloga pediátrica de la Fundación Hospitalaria; Luis Cámera, secretario de la Sociedad Argentina de Medicina; Gustavo Lopardo, expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y Florencia Cahn, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE). También, se convocó al infectólogo Pablo Bonvehí, jefe de Infectología del CEMIC, director científico de la Fundación Vacunar y coordinador de la Comisión de Recomendación Científica y Relaciones Institucionales de la SAVE.

En dos oportunidades, según la visión de Luis Cámera, el virus superó toda previsión de los especialistas. «La primera, cuando se infectaron los barrios vulnerables. Hasta esa época teníamos un control de los pasajeros que llegaban por Ezeiza, una cuarentena estricta y había una sensación que se controlaba la epidemia, pero el virus se metió en los barrios vulnerables y, pese a los esfuerzos, el brote se mantuvo por dos meses»

El infectólogo Eduardo López

Por su parte, Eduardo López también se lamentó por no haber podido transmitirles adecuadamente y a tiempo a las provincias que el Covid-19 es una enfermedad de enorme transmisibilidad y que también corrían peligro. «Además, me hubiese gustado una mayor comunicación dirigida a las franjas etarias que tienen fatiga más precozmente y tienden a incumplir las medidas de prevención, que son los adolescentes y los jóvenes»

A diario, los integrantes del COE comparten por WhatsApp estudios que se van publicando sobre la pandemia y revisan los datos locales o responden consultas que les proporcionan las autoridades. Los distintos puntos de vista llegan a generar alta tensión durante los intercambios. Pero en algo coincide el perfil de la mayoría de los convocados: su palabra tiene presencia en los medios desde hace años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here