La incertidumbre, en el sentido epistémico, es la información imperfecta o desconocida. Es la duda, la irresolución, la vacilación. En una palabra, es el problema.

¿Si no fue por el abuelo camionero, cómo se contagió la familia?

El camionero, sospechado inicialmente como el nexo epidemiológico por viajar a Buenos Aires, dio negativo al test de Covid-19. Anoche se informaron 8 nuevos contagios entre las personas que asistieron al festejo en Las Heras, al que asistió el transportista.

Ante el negativo del transportista, el Ministerio de Salud había señalado que seguirá «una exhaustiva investigación de los casos detectados, incluyendo la continuidad en la evaluación de la persona transportista dado que presentó síntomas compatibles con la enfermedad y que, por su actividad laboral, ha estado en otras jurisdicciones nacionales donde hay circulación sostenida del virus«.

Ahora, entre otras cosas, las dudas estan en ¿como puede ser posible que el camionero diera negativo? En este sentido, estiman por estas horas que, en su caso, la carga viral haya disminuido considerablamente, como para no saltar en el test, por lo cual se le puede practicar un test serológico, que es complementario al PCR -o Prueba de Reacción en Cadena de la Poliomerasa- que detecta que una persona es positiva.

El estudio permite detectar la formación de anticuerpos contra el COVID-19. Estos anticuerpos se forman cuando el virus estuvo en el cuerpo de la persona. Por ello, este estudio permitiría demostrar que estuvo expuesta al virus, pero que ya se recuperó. Estos tests fueron adquiridos en una compra al exterior por el Gobierno de Mendoza.

Los hechos, más allá de las especulaciones, indican que el día 27 de mayo ante la consulta de una mamá que concurrió con su bebe de 11 meses con sintomatología respiratoria al Centro de Salud 18 de Las Heras, se decidió activar el protocolo para todos los integrantes de la familia: padre, madre, hermano y bebe, tía y, posteriormente, el abuelo paterno.

Como fundamento de relevancia epidemiológica para definir el criterio del caso sospechoso, y la activación del protocolo de internación de la familia, se consideró el contacto estrecho con este integrante de la familia (el transportista) que durante las últimas semanas había realizado viajes a la provincia de Buenos Aires, donde hay circulación comunitaria del virus.

El camionero, padre de la mujer internada junto a su esposo y a su hijo menor de edad en el Paroissien de Maipú, llegó hace 10 días a Mendoza procedente de Buenos Aires. Había llevado insumos médicos a la localidad bonaerense de Quilmes y «estuvo en la zona de Villa Azul«, dijo el intendente de Las Heras, Daniel Orozco. «El único síntoma que presentó fue un poco de tos«.

Sin embargo, el hombre se había movido por Las Heras, Guaymallén y Godoy Cruz. Pero, además, según pudieron establecer las autoridades, sus familiares «fueron a un cumpleaños con alrededor de 20 invitados». La Justicia intervino de oficio y ahora los investigan por violar la cuarentena.

Esta familia internada en el hospital Paroissien, resultó positiva a COVID-19 para el padre, madre y el niño.

Durante todo el sábado, como parte de la estrategia sanitaria, el Ministerio de Salud evaluó 39 contactos estrechos de estos pacientes. En el barrio Espejo hubo desinfección y se relevó a los vecinos para llevar tranquilidad y aislar en caso de ser necesario.

En un primer testeo, 16 personas que permanecen bajo vigilancia habían dado negativo, pero anoche se supo que, en una contraprueba, 8 resultaron positivos para el virus (Ver nota).

También, este fin de semana se realizó un abordaje territorial de vigilancia epidemiológica, a través de unidades centinelas del área geográfica del domicilio de los pacientes positivos. Se evaluaron 1.075 personas.

Ahora bien, es lógico pensar que tal como ocurrió con estas personas que en principio dieron negativo en sus testeos, y luego positivo en la contraprueba; el camionero podría ser el mismo caso y, en posteriores estudios, modificar su status.

Por esta razón, no existe –o por lo menos no han podido determinar- cómo se infectó gente que no salió de la provincia, no viajó al exterior ni tuvo ninguna otra causa probable; más que la de haber tenido contacto con el transportista.

Estos son los hechos que generan la incertidumbre que, por estas horas, desvela a los funcionarios de salud de Mendoza.

En el marco de flexibilizacion implementada en Mendoza, resta esperar que se logre detectar a todas las personas afectadas y, sobre todo, establecer cómo se propaga el contagio.

Este caso, raro evidentemente, invita a la reflexión que nos cabe como ciudadania en cuanto a la fragilidad de todo, si no existe un compromiso cierto de responsabilidad.