«Nuestro sistema de salud responde y no está saturado» dijo esta mañana la secretaria de Acceso a la Salud de la nación Carla Vizzotti.

La funcionaria con más aparición pública del gobierno nacional  explicó que actualmente se están haciendo 397 tests de COVID-19 por millón de habitantes en el país y que la ocupación de camas (en hospitales) es del 50%.

De esta manera, apuntó que el sistema de salud en Argentina está respondiendo,  no está saturado, pero el gobierno no quiere que se recargue y arme un desajuste imparable. «Estamos logrando aplanar la curva para que nuestro sistema no se recargue. Las buenas noticias nos hacen sostener el esfuerzo para mantenerlo y mejorarlo», advirtió y recalcó que «el esfuerzo es transitorio y vale la pena hacerlo por los resultados», en concordancia con lo que había dicho anoche el presidente Alberto Fernández, quien anunció la extensión del aislamiento preventivo, social y obligatorio hasta el 26 de abril.