La circulación de las personas está autorizada para consultas relacionadas con la salud sexual y reproductiva, ya sea para conseguir métodos anticonceptivos o por situaciones de emergencia que ameriten la intervención médica.

Así lo recordó esta mañana la directora nacional de Salud Sexual y Reproductiva, Valeria Isla.

La funcionaria explicó que “el acceso a métodos de anticonceptivos y a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (ILE)” son reconocidos como “esenciales” por la Organización Mundial de la Salud ya que no suministrar esos servicios “puede traer consecuencias negativas y determinantes en las vidas de las mujeres”.

Valeria Isla

Isla señaló que hoy, 28 de mayo, se conmemora el “Día de acción de la salud de las mujeres” que desde 1988 afirma el derecho de ellas a “gozar de salud integral durante toda la vida, libres de coacción, en igualdad de condiciones y viviendo la sexualidad y la reproducción de manera autónoma y en libertad“.

Recordó que el sistema sanitario tiene disponibilidad de “anticonceptivos orales, hormonales, inyectables, el implante subdérmico y anticonceptivos de emergencia” para aquellas personas que los requieran.

Pidió, por tanto, dejar de lado el “temor a acercarse” a los centros de salud durante la pandemia ya que cualquier persona “está autorizada a circular en concepto de consulta médica o emergencia”.

Por otro lado, recordó que el Código Penal de la Nación sostiene que la ILE es legal y dijo que es “una obligación” de los sistemas sanitarios brindar ese servicio sin interponer barreras de ningún tipo.

Finalmente, dijo que está disponible la línea gratuita y confidencial 0800-222-3444 que brinda información sobre estos temas y ayuda a “remover obstáculos” en el acceso a la salud sexual de las personas.

 

Fuente: Télam