Demandan el cobro del bono estímulo de 5 mil pesos durante cuatro meses, la protección de los agentes sanitarios con cantidad y calidad de equipos personales y la apertura de paritarias.

Las organizaciones gremiales de la salud de todo el país ratificaron hoy la jornada nacional de lucha de mañana, informaron los sindicatos.

Entre las más de 40 organizaciones gremiales que adhirieron a la protesta de mañana, que incluirá marchas y paros según la provincia –aunque preservando y cumpliendo tareas de emergencia y guardias y la atención de infectados– están la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa), la Asociación de Profesionales de Servicio Social de la ciudad de Buenos Aires, de residentes y concurrentes porteños, regionales del gremio estatal (ATE) y de la CTA Autónoma.

Los trabajadores de la salud también rechazan recortes salariales y exigen «el cese de la precarización laboral y la exención del pago del impuesto a las ganancias para aquellos empleados que cumplan tareas durante la pandemia».

Entre otras medidas de protesta nacionales, la jornada incluirá acciones de visibilización y difusión en los hospitales porteños, una marcha a las 11 hacia la Legislatura de Buenos Aires de los residentes y la Fesprosa en rechazo de la aprobación de la ley de emergencia económica y social en el distrito, otras movilizaciones en Neuquén y La Pampa y concentraciones en Córdoba.

También habrá visibilización informática y asambleas en San Luis y San Juan, en Tucumán, Santa Fe y Rosario, conferencia de prensa en Tierra del Fuego, caravana de automóviles alrededor de la Plaza de San Justo, en La Matanza, y otras acciones en el Chaco, entre otras provincias, indicó un comunicado de estas organizaciones.

«Todas las acciones se realizarán atendiendo el estricto cumplimiento de los protocolos respectivos. Las autoridades sanitarias ya entregaron el borrador de trabajo para aplicar el ‘Plan Nacional de Cuidado de Trabajadores de la Salud’, que se analiza para implementarlo a la brevedad», aseguró hoy la Fesprosa.

 

Los máximos dirigentes de la Federación, Fernanda Boriotti y Jorge Yabkowski, solicitaron una urgente reunión con las autoridades de la cartera de Salud para analizar «la propuesta de transferencia de fondos para cumplir el pago del bono a la totalidad de los trabajadores de la atención primaria», informó el gremio.

«Los esfuerzos de la población al acatar el aislamiento permitió achatar la curva de contagios. Pero el sector de la salud tiene 864 trabajadores infectados y nueve fallecidos, por lo que se impone la jerarquización del personal. El recurso humano debe estar en condiciones de ofrecer el servicio a la ciudadanía», remarcaron desde esta entidad sindical.

A su vez, los trabajadores de la Obra Social para el Personal Docente (Osplad) agrupados en el sindicato respectivo (Sitosplad), adhirieron a las protestas de mañana en rechazo de «las carencias y precariedades laborales generales y en el sector» y ante «la necesidad de revertir ese estado de situación».

El Sitosplad, que dirige Alejandro Bassignani, sostuvo la necesidad de construir un espacio tripartito (Estado, sindicatos y patronales) para analizar y resolver la problemática y causas de «una crisis estructural y coyuntural, agravada por el virus».

Los 1.400 trabajadores de la Osplad atraviesan «una emergencia salarial» desde 2018 ante «el no pago en tiempo y forma de los salarios, no cobro de aumentos decretados y paritarias irrepresentativas», por lo que decidieron el «alerta» para garantizar condiciones de seguridad e higiene y la provisión de insumos, según un comunicado también firmado por los dirigentes Hebe Nelli y Carlos Terreu.

 

Fuente: Télam